MILAGRO EN VITORIA

  • AUTHOR: // CATEGORY: Artículos

    1 Comment

    En el año de 1.254 Alfonso X el Sabio, rey de Castilla y León, otorgó el fuero real que autorizaba la libre circulación de peregrinos hacia Santiago.

    Pocos años después ingresado en un hospital de peregrinos de Vitoria, frente por frente con el templo que llegaría a ser Catedral de Santa María, agonizaba entre horribles dolores de cabeza.

    Los médicos no daban con el remedio.

    El monarca solicitó que se le impusiera sobre la cabeza el pergamino que contenía la Cantiga de Santa María.

    Cuentan que la curación fue inmediata.

    Alfonso X vino muchas veces más a Vitoria hasta casi la última década del siglo XIII, cuando la ciudad afrontaba un despegue económico y cultural que se extendería a lo largo de los siguientes siglos.

    El rey Alfonso X, conocido como el sabio por el enorme impulso artístico y cultural, no tanto militar, que dio a su territorio, conservó durante toda su vida una enorme devoción a Santa María de Vitoria, ciudad a la que dedicó varias Cantigas que se recuerdan y reviven en las maravillosas iglesias góticas que componen las cuatro torres, auténtico “Sky Line” de la hoy pujante ciudad histórica y moderna de Vitoria – Gasteiz.

    Vitoria fue durante siglos cita obligada del Camino de Santiago. Por eso sus vestigios están por todas partes. En la Catedral, en la Capilla de Santiago, en las Iglesias, en los palacios, en las plazas, ……. lugares en los que hoy se vive la historia, en los que se pueden entender los monumentos, subirte a los andamios, bajar a la excavaciones, descubrir a qué responden las intervenciones de cada época, comprender los motivos que convierten en imponente un conjunto de piedras.

    Todo eso está en la ciudad histórica de Vitoria, junto a algunos de los museos más singulares de España, el de naipes, el arte contemporáneo más vanguardista en el de Artium y Montehermoso, ciencias naturales, la arqueología en el deslumbrante edificio de Patxi Mangado, el itinerario muralístico que han configurado los más destacados artistas internacionales junto a noveles creadores locales, el arte religioso del Museo de los Faroles y cercano, el museo de Arte Sacro de la Catedral Nueva considerado uno de los más valiosos del país.

    El tramo alavés constituye uno de los tesoros mejor guardados del Camino de Santiago. Desde la entrada a través del túnel de San Adrían, uno de los paisajes más bellos y mágicos descritos a lo largo de los siglos por los viajeros, hasta la conexión con el camino troncal camino de la Rioja.

    Pero el paso por Vitoria, por su ciudad histórica, extasiará al peregrino y le mostrará toda la esencia del camino; la historia, la espiritualidad, el ente, pero también la amistad, el gusto por lo humano, sus costumbres, sus comidas, sus bebidas, sus placeres.

    Y como Alfonso X, el gran rey sabio, el peregrino quedará devoto de Santa María, de Vitoria, de sus gentes.

    Gentes que cumplen con el mandato de las Siete Partidas que ordenaban que “cuando pasasen los romeros por sus logares, nombrarlos e guardarlos, ya que es justo que los omes que salen de su tierra con buena voluntad para servir a Dios, que los reciban en la suya e se guarde de fazerles mal”.

    Las Siete Partidas de un rey sabio, que ya en el siglo XIII adelantaba las motivaciones del Camino: la penitencia, la promesa, pero también la voluntad pura y simple, motivo que resume los innumerables móviles que hacen que una persona en un lugar recóndito del mundo se ponga en Camino hacia Santiago.

    Y que usando la lucidez de Alfonso X, pase por Vitoria.

    Fue realmente sabio, aquel rey.

COMMENTS

1 Response to Milagro en Vitoria

  • BEGOÑA GEIJO wrote on octubre 20, 2014 at 8:48 // Reply

    Hola Gonzalo. Ayer tuve la oportunidad de visitar la Catedral de Santa María junto con mis hijos, una excursión que tenía pendiente hace mucho tiempo. Fue altamente gratificante. Me hizo ilusión ver tu foto por allí. Saludos. Begoña

LEAVE A REPLY

FILL THE FIELDS TO LEAVE A REPLY. Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.